lunes, 25 de febrero de 2008

Oscuridades

Mirar la oscuridad, al contrario de lo que parece, es muy productivo. Al cabo de unos segundos, empiezan a divisarse más y más estrellas: se clarifica el panorama y es más fácil orientarse.
.
Muchas ocasiones esperamos que la estrella de brillantez más firme nos guíe, pero suele ocurrir que no nos lleva a dónde queremos; hay que ser pacientes, esperar a que aparezcan todas las que seamos capaces de ver.
.
La oscuridad tiene su propio ritmo.

3 comentarios:

Enredada dijo...

Hay que ser paciente... pero que impaciencia da!!!!
gracias por tu visita, y voy a venir seguido por acá!!!
besos

Victor Castillo dijo...

Hola de nuevo, Enredada. Tienes razón, maldita impaciencia, jaja. Y bueno, espero vuestro regreso.

Besos y abrazos.

Bohemia dijo...

apagaré la luz y...abriré bien mis ojos...

BSS